martes, marzo 29, 2005

Desafueros, caudillos y una tortuga muerta.

Antes de irme a Puebla con mi aliada por un par de días, la fierita verde a mi cargo disputaba con obvio éxito los charales con las tortugas pensionadas. La saqué del agua para ver su buen color y alentadora disposición a la mordida preventiva: Había crecido tanto en tan poco tiempo. Satisfecho, dejé al animal disfrazado de mascota unos charales extra y cerré la puerta tras de mí. Ayer que regresé la encontré muerta.

Inflada de forma casi ridícula, atacada por la gordura obscena que ya he visto en los cadáveres de mi propia especie. Flotaba como un globo movido por los caprichos del agua. El olor conocido llegó antes a mi nariz antes que la imagen de sus restos. Hice inventario de las criaturas de la pecera: Dos tortugas verdes pensionadas (las de la hija de mi asesora), dos tortugas pochitoques cortesía de mi aliada, un pez gato, tres charales sobrevivientes, un cíclido kenji y una trucha. Todos vivos y ocupados en algo. Todos son más frágiles de lo que era el monstruo fallecido…no tengo idea de lo que pudo haber causado esto. En fin. La enterré en el parque de Pilares al pié del árbol donde desde chico entierro a los despojos de los animales que han pasado por mi cuidado.

Mañana 30 es la primera movilización en contra del desafuero. Sinceramente espero que no se culmine semejante despropósito en agravio de los electores de la ciudad. Lo simpático es que los que más gimen en contra del desafuero dentro de la mediocracia partidaria son los primeros interesados en que éste se concrete. Ya se encuentran montados sobre el caudillo de oportunidad: No les interesa transformar la sociedad, no les interesan los proyectos que necesita la Nación y por supuesto les vale quesadilla la especie. Lo único que quieren es una figura electoral que les lleve al poder y al reparto de puestos y prerrogativas. El desafuero posible del compañero Andrés Manuel conviene a lo más repugnante de mi propio partido…les permite seguir evadiendo su responsabilidad y acallando a la base en aras de “la unidad” y “cerrar filas”.

Vale la pena recordar dos estrofas de La Internacional socialista:

Ni en dioses, reyes ni tribunos,
está el supremo salvador.
Nosotros mismos realicemos
el esfuerzo redentor.

Basta ya de tutela odiosa,
que la igualdad ley ha de ser,
no más deberes sin derechos,
ningún derecho sin deber.

Agrupémonos todos,
en la lucha final.
El género humano
es la internacional.

7 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Piel dijo...

Hola Nebe:

Mal lo de tu tortuga... te sugiero lleves a las otras al veterinario...ya qu es muy extraño que haya fallecido así...especialmente porque llegaron visitas...no sea que esten enfermas...

Sobre el desafuero tengo un amigo que le encanta el tema politico...te dejo la liga :

http://antropomorfo.blogspot.com/

Rico descanso!!

jAz dijo...

Hola Nebe! Concuerdo contigo en cuanto al desafuero, sinceramente yo también espero que no se culmine semejante atrocidad contra AMLO, contra nuestro país y contra nuestra recién nacida democracia.

Hoy (30 de marzo) me ha tocado ver la movilización contra el desafuero en la ciudad de Guanajuato, mucha gente llegando a la ciudad en autobuses que después se dirieron rumbo al Palacio Legislativo del Estado con banderas del PRD mientras el listón característico de la causa adornaba su pecho (lamentablemente a esa hora se desarrollaba el desfile del Festival Medieval que por estas fechas se celebra acá y ambos grupos de gente se encontraron en el camino originando un caos peatonal), espero que la movilización en todo el país contra el desafuero realmente tenga peso.

Yo, como muchos guanajuatenses (y mexicanos), me uno a la causa: NO AL DESAFUERO!!!

Nebe Gebhardt dijo...

jz: En efecto, por donde se le vea el desafuero probable del compañero es una abominación - Es nefasto para la izquierda electoral, es un agravio al electorado y siendo un uso faccioso de las instituciones, es un atropello al Estado de Derecho. Por Cierto la demora de la sección instructora nos habla de negociaciones y cálculos nada jurídicos en curso.

Piel: Ya revisé la saludo de los habitantes del pequeño ecosistema y no parece haber cosa alguna anormal. Tal vez se metió en la guarida de una pochitoque antes de que ésta se metiéra a dormir, no pudo salir y se ahogó. El caso es que es un misterio que tan saludable animalito haya fallecido de forma tan prematura.

Fairywindy dijo...

Hubo un tiempo en que tuvimos peces en casa... y triste situación cuando llegaba uno nuevo con alguna enfermedad no detectada... adios comunidad piscícola en ciernes. Espero que todo vaya bien con el resto de tus mascotas.

Y por lo que toca a las marchas en el pais, esperemos que en cada comunidad surja la conciencia cívica para que se apoye la petición de NO AL DESAFUERO, independientemente del partido en el que se milite, ya que esto va mas alla de cualquier filiación política.
Saludos

Raistlin dijo...

Mi estimado compañero, todo parece indicar que se ha llegado a un acuerdo político y no se recurrira al desafuero como fórmula para imponer la voluntad de la cupula gobernante, esperemos que esto sea cierto y que la catastrofe no ocurra.

Si la tumba de su tortuga tiene alguna seña me gustaria conocerla para presentarle mis respetos ya que yo visito casi todos los días ese parque.

Nebe Gebhardt dijo...

Fairywindy: La salud del micro-ecosistema parece marchar bien por el momento. Habrá que esperar, aunque creo que mi engendro se ahogó accidentalmente...

Y pues en efecto, el asunto del desafuero no conviene a la ciudadanía en general. Sin embargo hay que tener cuidado de no convertir a AMLO en caudillo indispensable: Esa es la fórmula mágica de la corrupción de dirigentes.

Raistlin: Pues a lo mejor eres vecino "delvallita". El entierro de los restos de la tortuga no lo considero una "tumba". Simplemente tengo la costumbre de enterrar como abono a mis mascotas muertas al pié de un árbol chaparro, pero muy viejo de grandes raíces, entre los juegos infantiles y la esquina de Heriberto Frías y Matías Romero. Cuando era más pequeño, solía leer al pié de ese árbol.