sábado, marzo 19, 2005

Prolegómenos de un Réquiem en 18 de marzo.

Ayer acudí a mediodía al Monumento a la Revolución, ese mausoleo que alguna vez fue el armazón para la sede del Congreso Nacional que imaginaba Porfirio Díaz. Lo único que se construyó de ese proyecto fue la estructura que los grupos revolucionarios triunfantes aderezaron con un poco de estética nacionalsocialista, muy en boga en la época. Todos los 18 de marzo el Cardi se da una vuelta por ahí para visitar los restos de su papá, pero como el antiguo séquito de lambiscones ha migrado sus intereses burocráticos a otro caudillo, pues la ceremonia ahora estuvo exenta de discursos y tuvo un aire íntimo respirable.

Cuando leo o escucho los choros de autosatisfacción psíquica en donde personas se imaginan como “hechiceros”, “brujas” etc…no puedo evitar acordarme del más poderoso conjuro que aprendí cuando tenía siete años: Estaba viendo mi media hora reglamentaria de televisión con alguna caricatura boba cuando le cambié a otro canal por aburrimiento, entonces pasó la imagen en un documental: En blanco y negro, filme viejo, un señor de bigotito y gran cabeza, rasgos casi hieráticos, hablaba ante un micrófono rodeado de personajes que tenían algo de éxtasis cincelado en el rostro: “Por causa de utilidad pública…”decía…El poder inmenso de las palabras en ese hombre me hizo llorar de emoción, y tal vez comprendí muchas cosas sin saberlo. 18 de marzo de 1938, la expropiación petrolera.

El estado autoritario mexicano llevó adelante la construcción de las bases materiales del capitalismo, y esto no se explica sin el control de los energéticos. ¿Cual es el papel que debe jugar PEMEX hoy? El debate se encuentra en curso, pero lo cierto es que el potencial de nuestra gran especie se halla dormitando en su tejido social e historia. Lovecraft pudo haber escrito esto último si hubiese sido moderno y optimista je je je...

Ayer también me encontré a compañeras militantes que viven a unas cuadras, por lo que resolví traerlas de aventón en mi coche. Se expresaron impotentes ante los desfiguros de la burocracia partidaria y comenzaron a fermentar la idea de hacer un Comité de Base…”¿Aquí, en la Colonia del Valle?” pregunté absorto. Después de todo aquí se encuentra la sede nacional del PAN y jamás hemos ganado electoralmente las casillas de la colonia, bastante conservadora en apariencia…pero si el trabajo no es electorero, pues, como dijo una compañera “¿Por qué no compañero Ricardo?”. A picar piedra.

Las elecciones internas son el domingo y ayer el compañero Mario Ortega me habló malhumorado para decirme que ni él que es de la CID y secretario de Asuntos Electorales (”Y candidato..” adicioné para molestarlo más...) sabe quiénes son los candidatos de las 15 planillas registradas para el Congreso y el Consejo estatales, por lo que "deje de estar chingando”. Lo simpático es que me dijo que me toca votar en el Parque Pascual Ortiz Rubio, pero sus amigos de la CID me dejaron un papelito donde se puede leer que me toca votar en el Centro Urbano Miguel Alemán (CUPA)…lo bueno es que se encuentran cerca, así que de tin marín sabré dónde votar el domingo…

Muy apropiadamente a las 1200 Hrs. se expone el Réquiem de Verdi en Sala Nezahualcóyotl el mismo día, una obra impactante en todo sentido y que sospecho escucharé con cierta ironía mañana. Mi amada aliada es aficionada de esta pieza musical, por lo que auguro que cualquier coraje que haga mañana será poca cosa con tan grata compañía...

2 comentarios:

gerundio dijo...

yo también tuve la suerte de encontrarme en excelenta compañia por lo que los resultados predistas no me hicieron el efecto esperado. mañana quien sabe

saludos

Nebe Gebhardt dijo...

gerundio:
Estuvo tan grueso lo que pasó que todavía estoy aturdido, con todo y que lo esperába...
Saludos