viernes, enero 27, 2006

Los dichosos cinco hábitos raros...

Parece que el esnobismo es una fuerza centrípeta irresistible...Diré en mi descargo que es útil reflexionar con ojo crítico e irónico sobre nuestros hábitos más triviales. Así que no seguiré las reglas planteadas por la cadena de bitacoristas que ha generado el proceso imitativo del cual hoy me vuelvo parte. Simplemente enumeraré a petición de "jz" y el "burócrata iluminado" cinco hábitos que vistos con cierta distancia pueden ser considerados extraños:

1. Entierro los despojos de las que en vida fueron mis mascotas al pié de un árbol específico en el parque de Pilares.
2. Lloro (no lo controlo) con el primer concierto para piano de Brahms y con la segunda sinfonía de Mahler. Anton Bruckner y otros pueden hacerlo a veces también.
3. Me gusta mucho comprarle ropa a mi chava cada que puedo (me temo que hubiera sido mucho más frívolo de ser mujer).
4. La gente que más desprecio no es la que considero más ajena a mis valores, sino la que me decepciona por causas insospechadas por los recipientes de mi cólera (este raro hábito del pensamiento es terrible para mí y para los demás).
5. Tengo un sentimiento de la propiedad privada muy desarrollado por los libros: los sello todos con mi ex libris. Para compensar semejante patología, desde 1998 dono uno de cada dos libros científicos que compro a la biblioteca de la ENAH (pero no evito poner mi ex libris en las donaciones...¡mañoso!).

Como todos, me reservo el derecho de poner lo menos sórdido. Bueno...ya basta. Pasando a otro tema, concluyo que cuando un vecino que no paga puntualmente el mantenimiento, que debe cuotas especiales y que es minuciosamente descortés, lleva un cartelote del PAN en su coche...se convierte automáticamente en propaganda a favor del PRD...aún en una colonia tan panista como la mía. Salud por ese motivo.

6 comentarios:

Alma dijo...

Propaganda Subliminal.
La mejor y la más potente!!!

Felipe A. dijo...

Lo de la publicidad al PRD es una joya de marketing... :)

nagualito dijo...

jajajaja, está buenísima la publicidad (lástima que compañeros de sector y de partido en esa institucíón política sigan usos y costumbres parecidos a los panuchos, en fin...)

Aristóteles dijo...

¡Salud!

Soy parte de la cadena pero, llegué aquí por la culpa de Felipe.

¡Buen Blog! Nos estamos leyendo.

Saludos aristotélicos.

Raistlin dijo...

Bien por finalmente haberte decidido a publicar los tuyos, Saludos y nos seguimos leyendo.

Saludos.

Antropomorfo dijo...

ahora yo le dejé un meme, ojalá y lo quiera responder... saludos