lunes, febrero 20, 2006

Cuatro tonterías sobre la lucha política

Ok. Si se entiende que la realidad no cambia a punta de balazos llega el momento de considerar la lucha política. Pero antes hay que enfrentar con seriedad algunas mistificaciones sobre el asunto, por lo que aquí propongo cuatro ideas difundidas sobre el tema que merecen severos cuestionamientos:

1. “Hay que llegar al poder, desde ahí cambiaremos las cosas”. FALACIA. El poder político-estructural es menos poderoso de lo que comúnmente se cree, y de hecho se encuentra sometido a las circunstancias políticas y culturales que lo hacen posible. Cuando en la arena electoral alguien se encuentra dispuesto a sacrificar toda congruencia con tal de llegar a un cargo de elección popular, cuidado. Su camino para llegar a semejante responsabilidad le condicionará; le formará compromisos y vicios que limitarán su autonomía. Esto no significa que hay que cerrar la puerta a negociación o acuerdos, simplemente hay que entender que transformar la sociedad no es una tarea que se pueda mantener en el congelador indefinidamente, es una tarea viva y constante. El poder administrativo o legislativo es una herramienta útil para un tejido organizativo, pero su capacidad de transformación real depende de realidades cotidianas y colectivas que reproduzca éste en la sociedad.

2. “Lo más importante es tener más votos”. Darle por su lado al electorado significa reproducir las formas de pensar y de actuar vigentes. He visto en mi partido desfiguros increíbles en este sentido, como blanquearse la cara para los carteles en zonas panistas, evitar controversias con el electorado en torno a ciertos temas, darles por su lado a los vecinos en cualquier demanda (por conservadora que pueda ser), mandar brigadas con fenotipos caucasoides a ciertas zonas, etc. etc. La política transformadora no puede ser un diálogo de sordos, pero tampoco puede ser un “darle el avión” al interlocutor para que se vaya igual.

Las doctrinas liberales vulgares en torno a la arena electoral aplauden la maximización de los dividendos y la contención de las pérdidas, en donde los dividendos son los votos, que a su vez se transforman en dinero para las burocracias partidarias en un sistema como el nuestro. Por eso algunos think-tanks del CIDE elogian la supuesta “racionalidad” del "Partido Verde" (sic), por ejemplo, al declinar a cambio de “espacios” su candidatura presidencial a favor del PRI. Sin embargo, si el objetivo es antisistémico en el largo plazo, semejantes estrategias son de hecho irracionales y costosas.

La burocracia del PRD, secuestrada por el pragmatismo liberal de corto plazo, sacrifica la edificación de un proyecto de transformación en aras de acceder a espacios de poder y a dinero público, limitando así su influencia real desde la esfera de la administración pública…y lo “racional” para quien ve la política como un simple negocio, es completamente absurdo en este caso para quien desea transformar la sociedad. Los votos son importantes, pero son un medio, no un fin…y deben ser resultado de un trabajo persuasivo serio, no de un halago fortificante a lo que supuestamente deseamos cambiar.

3. “Vivimos en un sistema de partidos”. FALSO. Hasta eso hay que construirlo todavía. Es más correcto decir que vivimos en un sistema de burocracias partidarias subsidiadas con dinero público, que no rinden cuentas a una ideología ni a sus supuestos militantes, siguiendo en cambio religiosamente las tonterías 1. y 2. Las burocracias maximizan sus ganancias con la postulación de corto plazo, generalmente compitiendo por halagar las opiniones y prejuicios más generalizados entre el electorado. Así garantizan los porcentajes de dinero público que son su modis vivendi. El resultado es que las propuestas políticas se debaten por el centrismo y la ciudadanía percibe que todos los candidatos dicen defender “lo mismo”…abriendo paso a la oferta de caudillos útiles para las burocracias a todos los niveles y despolitizando de hecho a la población. Sobre este tema he venido promoviendo una propuesta concreta desde el año pasado que pueden consultar pinchando aquí.

4. “El poder corrompe y es malo, luchemos para cambiar pero sin luchar por el poder administrativo y legislativo”. De todo el catálogo de ingenuidades que plaga a nuestra pobre izquierda, ésta sin duda se lleva el premio mayor. El poder es mucho más que un cargo potencialmente útil; el poder es un elemento consustancial de toda relación humana…e ignorar su existencia no lo hace desaparecer. Basta observar el triste final del FZLN con sus disputas internas, propias de una corriente perredista de medio pelo, o el culto a la personalidad de Marcos en “La otra campaña”(sic). La construcción de diseños institucionales adecuados a nuestros fines, nos permite administrar ventajosamente esta importante variable social y cultural. Por otra parte, los principales promotores de esta idea no se encuentran en la izquierda antisistémica sino el la cúspide administrativa vigente…si el poder es malo y corrompe, lo que sigue en este sofisma es que lo deleguemos a profesionales y nos mantengamos alejados de la “horrible” política.

Si bien la lucha enfocada exclusivamente a obtener poderes administrativos debe ser irracional para la izquierda, pensar que el dejarle ese campo sin oposición al pensamiento sistémico nos fortalece es igualmente absurdo.

8 comentarios:

Alma dijo...

Estoy muy de acuerdo con los cuatro "mitos" de la política (que aplica en muchos lugares, pero en especial en el país).
La No. 1 es de las peores y de las más concurridas, no sólo a nivel nacional, sino en niveles tan simples como los locales. El típico ejemplo del lider estudiantil, del jefe de grupo, de la jefa de la mesa directiva, que quiern cambiar el mundo a su anchas.
La No. 2 Los votos son la cosa más falsa que hay.. y con noticias como la de los votos en el extrangero, cada vez es más relativo creerse de esos.
La nO. 3 Si vivieramos en un sistema de partidos, no votariamos "por el peje", sino por el PRD. Fox por ejemplo, tuvo muchos problemas en su sexenio por la cámara donde ni su porpio partido apoyaba sus elecciones.
La No. 4 Hay algo más que agregar??

Saludos.

Rodolfo Soriano-Núñez dijo...

1. En lo que hace a la primera tontería que Ricardo identifica, estoy completamente de acuerdo con él. Él advierte contra la idea de que "hay que llegar al poder, desde ahí cambiaremos las cosas"... El resto en http://mexicodesdefuera.blogspot.com/

Nebe Gebhardt dijo...

Alma,
vale la pena recalcar que las cuatro tonterías se plantean desde la izqierda militante. Par aun proyecto que no sea antisistémico, lo que llamo tonterías (excluyendo el punto 1.) puede ser algo perfectamente racional.
Rodolfo,
Pues te respondí en tu blog, a donde te llevaste secuestrada la discusión je je je je. Saludos.

Paola dijo...

Muy interesante tu blog...
saludos

Felipe A. dijo...

Ricardo:

Tu sabes que no me considero de Izquierda, pero tus observaciones me parecen muy interesante y la propuesta, aunque tendría que ser afinada en algunos detalles, creo que es muy buena también.
El buscar que los partidos ofrezcan programas de gobierno y propuestas de largo plazo nos va a ayudar a terminar con el caudillismo y a tener alternativas reales.

Excelente post, lo voy a enlazar desde mi blog de elecciones.

Un apreciable saludo!

Nebe Gebhardt dijo...

paola, gracias por la visita...

felipe, no eres de izquierda pero asumes una postura clara...y eso es más valioso que quienes navegan con banderas izquierdistas, incluso en mi partico, pero sin proponer cosa alguna de largo plazo y quedándose en cómodas ambigüedades. La sociedad necesita estar expuesta a ideas, no a halagos centristas.

Saludos

Anónimo dijo...

somos o nos hacemos? La realidad es mas que evidente....sin marihuanadas (como diria Felipe Calderon)

1. Desde el poder se cambian las cosas. CIERTO Mantener el Estatus Quo y la hegemonia conservadora es una manera de "cambio hacia lo mismo"...70+ anios de dictadura perfecta del PRI y 6 anios mas de venganza cristera...lo demuestran

2. Lo que hace falta son mas votos. CIERTO Que esta buscando Felipe Calderon?

3. Vivimos en un sistema de Partidos. CIERTO. Los partidos son efectivamente "Trade Marks" de posturas ideologicas, toda sociedad esta sumergida en lucha de clases y por lo tanto tiende a adoptar inconciente o concientemente una u otra

4. El poder corrompe. ABSOLUTAMENTE CIERTO. Esa es una TESIS que tiene milenios de ser comprobada, de ahi que el poder debe ser compartido con el pueblo a traves de un sistema efectivamente democratico

Nebe Gebhardt dijo...

Anónimo,
Me parece que no entendiste ni media palabra de lo que quise decir. Pero gracias por visitar.