jueves, marzo 16, 2006

Ocho años en el PRD

Este mes cumplo ocho años de pertenecer formalmente al PRD como militante registrado, y quizá serían más de no ser por mi idealización de lo que significaba ser afiliado a un partido. Lo pensé por mucho tiempo…ya desde antes de ejercer mi voto por primera vez en 1994, pretendía con voluntarismo contribuir a lo que creía una organización acabada y seria. Lo medité mucho…decidía que era una gran responsabilidad: pagar cuotas, ir a reuniones para discutir textos y planes, educarme políticamente, la disciplina cotidiana a ciertos ideales…en fin, demasiado compromiso.

Me conformé con apoyar de forma entusiasta a cualquier causa que observara endosada con los colores del partido. Para que se den una idea de la ingenuidad, en una ocasión al observar a un vendedor de periódicos partidarios en el Zócalo, levanté mi voz de orador callejero para atraer la atención de la gente y promover las ventas editoriales del compañero en apuros. Todo un simpatizante ideal.

Pero llegó el momento inevitable, tras sendas consideraciones llegué a la conclusión de que era un buen momento para afiliarme y asumir las pesadas obligaciones ciudadanas de una militancia. En ese momento no había campaña de afiliación a la vista, así que armado de un par de fotos de máquina mal recortadas, en marzo de 1998 me dirigí a las oficinas de afiliación que por esa época andaban por San Cosme.

“Compañero, vengo a solicitar mi afiliación al PRD”, le dije a un señor calvito que parecía naufragar en su escritorio. Ante su silencio me puse nervioso. “Conozco los estatutos y en general los documentos básicos…”. Me barrió con la mirada y me interrumpió: “¿Quién te mandó para acá?”. Me desconcertó. “En el estatuto no dice que me tenga que mandar alguien compañero…”. El calvito se incorporó y me miró de forma escrutadora, en ese momento creí que me iba a hacer algún examen o algo así, pero no. Abrió un cajón y con desdén lanzó un cartoncito blanco con amarillo en mi dirección, “Llénalo”, me ordenó. Y así yo llené los datos de mi propia afiliación, tras lo cuál el chaparrito desprendió del cartoncillo la parte correspondiente a la credencial y me la extendió, así, sin ceremonias ni bienvenidas. Hace ocho años.

Antes de ir a pegarle la foto a mi credencial y beneficiarla de una mica plástica, recuerdo que le pregunté al compañero burócrata: “¿Cuándo recibiré informes del partido y dónde debo de militar?, ¿hay Comité de Base donde vivo?”. El sujeto únicamente atinó a sonreír de una forma espantosa.

He aprendido a la mala que lo que se financia con dinero público son burocracias partidarias sin amor y sin fe, no partidos con vida orgánica constante. Años después de militancia cuesta arriba y contracorriente, les decía a los perplejos nuevos afiliados como Secretario de Formación Política: tu mejor aliado es el padrón de compañeros del partido, organízate y derroca a la burocracia partidaria. El PRD es un partido en formación, un embrión en gestación…y lo mejor del partido es su militancia libre, la que no anda tras los caudillos en busca de chamba, vivienda, ambulantaje, taxi o despensa. La militancia que sabe que la tarea de edificar las bases de una nueva sociedad comienza en casa y en la vida cotidiana. El partido es un campo de batalla más para transformar la sociedad y hay que asumir el reto.

Aunque también es cierto, que cuando la mediocridad y el servilismo salen triunfantes, cuando manos descuidadas convierten algo potencialmente fértil en un páramo insalubre, en esos momentos uno recita cosas así:

“Rompecabezas irresuelto, tropecé con tus creaciones y le pregunté a tus cuervos:
-¿Dónde se encuentra el pozo?-
Estrellaron mi afiliación en la cabeza, repartieron leche a mis pulgas y pasaron lista a mis inquisidores.
-El pozo es para nacos-, dijo uno al fin, -mejor, éntrale a esta cheve…-
Me dio su botella vacía y se fue.

Mi partido. He de tejer una criba y separar tus animales. Nuestro pozo expropiado, en litigio eterno. Mi partido. Ventisca sucia y sin progenie.”

16 comentarios:

Anónimo dijo...

que bien sr....si todos los afiliados partidistas, pensaran y sintieran como ud....seria otra cosa...pero no son bastantes para remediar tanta enpinacion y lacayismo...felicidades por su celebracion!!!....saludos.
DON MIKE

Aristóteles dijo...

¡Hey! ¡Muchas felicidades!

Te lo prometo: Me hubiera gustado mucho ser militante de algún partido; del PAN. Ahora, a ciencia cierta no sé si mi "profesión" lo permite, creo que no... Pero, ¿Bueno? Ese no es el caso sino que en mis años "mozos" me hubiera gustado gastar algunas energías siendo militante del PAN, que por cierto se los comenté a mis amigos panistas ahora que acompañamos a un candidato a la presidencia municipal para registrarse, primero, en las elecciones internas del partido.

Aclaro: no soy muy político que digamos; no sé mucho sobre esas "cuestiones"... ¡Claro! Tampoco soy un bruto ¿Verdad? Pero si un poco ignorante en "cuestiones políticas". En casa, mis padres, me enseñaron a votar por el candidato, no por el partido, no sé si este este bien o mal,... el cas es que: ¡Yo voto! Por quien yo crea conveniente.

¡Salud! Por los años que de militancia que vendrán. Animo.

Te mando un abrazo.

Mariana dijo...

Ocho años, sorprendente de verdad, mas por la peculiar manera de expresar el fervor hacia ese partido no como militante limpia-botas.

Saludos XD

Plaqueta dijo...

Las primeras cosas que aprendí en la vida: no meter los dedos en los enchuifes eléctricos, que el chocolate engorda, y que hay que votar por el perredé.

En la mera semana electoral voy a pintar mi blog de amarillo y negro.

Lady Kubricka dijo...

Pues felicidades... confieso que a pesar de ser atea y no ser apolitica no tengo una corriente politica estipulada...

Ya quedan pocos los ciudadanos que se preocupan asi por el bienestar politico del pais...

Alma dijo...

Concuerdo con los demás... felicidades... pero mira quien lo diría.. hay tanta gente que sólo se afilia a los partidos cuando éstos adquieren fama, a poco no hubo como 500 mil panistas en el 2000?? Y pensar que tú lo meditaste tanto.. pero lástima no todos lo piensan ese es el verdadero problema del asunto.
Por eso al poca fe en la política

mO dijo...

Eso esta para celebrar no? la verdad es que no hay como seguir la ideología y ser fieles a la causa

Graif Gestell dijo...

militar oficialmente...

Es triste ver como los ya "acomodados" le bajan los animos a los nuevos jovenes que quieren ingresar al partido con bombo y plaatillo como tu platicas.

Pero asi es, a las altas esferas solo se llega con influencias, el clasico "quien te mandó"

- Graif
www.zerstorung.com

Nebe Gebhardt dijo...

Don Mike,
Lo sorprendente es precisamente que no somos minoría...pero una mayoría desorganizada poco puede, al menos por ahora.
Aristóteles,
Precisamente la iniciativa popular que planteo para poner remedio a las burocracias partidarias, se encuentra pensada para los militantes de base de todos los partidos, incluído el PAN. Saludos.
Mariana,
Gracias...y precisamente un limpia botas no puede ser militante de verdad, acaso burócrata sin ideales y sin fe. Saludos.
Plaqueta,
Y es un excelente aprendizaje. Tengo la convicción de que de no ser por los mediocres levanta-manos de mi partido, este país sería peor. A pesar de todo nuestro contrapeso en las cámaras ha sido fundamental para que el país no se vaya al carajo...Sin embargo, para cambiar las cosas no basta con votar. Te invito a que milites en el PRD para mejorarlo. Saludos.
Lady Kubricka,
Pues siendo atea, sugiero que pongas tu fe en tu propia especie y consideres estudiar algo sobre socialismo. Y luego, a militar se ha dicho compañera. Saludos.
Alma,
Lo importante es poder seguir adelante sin necesidad de "reyes magos". El partido es un espacio de transformación y es importante militar. Gracias y saludos.
Mo,
Así es, aunque no les guste a los burócratas chambistas, en el PRD la base también se afilia por razones ideológicas y programáticas. Mi partido es un campod e batalla e invito a todos y a todas a dar la pelea en serio y dentro. Saludos.
Graif,
Pues eso es precisamente lo que hay que cambiar, por eso hay que hacerles la vida difícil a esos mediocres. Pero sobre todo, organizarse poco a poco de forma efectiva. Saludos.

Eljudio dijo...

Mucha suerte para estas elecciones 2006!! saludos y gracias por la visita!!

Nebe Gebhardt dijo...

Mejor desea suerte para después de las elecciones, que ahí viene lo importante...Saludos compa.

EL ATEO dijo...

Pinche foto de la credencial me dio mello...

Nebe Gebhardt dijo...

No se la enseñes al Mastuerzo compa...

La verdad era mucho menos civilizado y pacífico hasta antes de afiliarme je je je
Saludos estimado Ateo.

Noventaysiete dijo...

Tu blog es muy interesante, en verdad. Felicidades y ojalá todos los perredistas fueran mas como tu y menos como Dolores Padierna, Bejarano y tantos otros (franciscosvillas, panteras, y un largo etc.)

Y visita mi blog más seguido y comparte ideas, gracias!!!

lemon dijo...

Si dejamos de lado al PRI (pues no creo que tenga remedio), en cualquier partido podemos ser parte de la fuerza que haga expulsar a esos que llegan y se enlistan para trabajar en su propio beneficio y no para beneficio del futuro de nuestro país.

Felicidades para todos aquellos como tú y como yo que tenemos fuerza de voluntad y que queremos que México cresca. No importa que estemos tú y yo en diferentes equipos de trabajo.

Ya tengo 5 años y cuatro meses en el PAN.

Saludos.

Nebe Gebhardt dijo...

noventaysiete,
Como siempre digo...si todos fueran como yo sería el PRD un partido cruel y autoritario. Pero si deseo edificar otro diseño nstitucional socialmente sustentable. Saludos.

lemon,
Pues menudo trabajo tienes pendiente con las burocracias partidarias del PAN...agg. Por cierto, soy vecino de la Casa de campaña de tu candidato y del CEN de tu partido...snif. Saludos, ¡a las barricadas!.