lunes, marzo 06, 2006

Que me perdone Don Granados Chapa...

Lo “políticamente correcto” es una plaga que es preciso erradicar. Causa estragos y confusión permanente en la opinión pública y en los actores políticos. El último ejemplo de esto es una iniciativa de tres Asociaciones Políticas Nacionales (APN,s): Propuesta Cívica, Alianza Cívica y Presencia Ciudadana . Pretenden aprovechar el descontento generalizado que tenemos todos en contra del sistema de partidos con una consigna simple y contundente, la de reducir en un 50% (¿por qué no 40% o 60%? ¿efectismo?) el financiamiento público al los partidos políticos. Gente de la talla de Granados Chapa y de Sergio Aguayo se encuentran militando a favor de la “propuesta”, de la que los organizadores esperan recolectar al menos un millón de firmas.

Veo serios problemas a la idea. Para empezar las APNs que convocan a la cruzada contra el derroche, reciben dinero público en una modalidad similar a la que disfrutan las burocracias partidarias, ¿por qué no proponen reducir a la mitad también sus ingresos públicos?. Quizá haya una buena razón pero no la conozco. Segundo, recolectar firmas en torno a una propuesta vaga para ir a dejarla en la Cámara de Diputados no es más que efectismo político (¿para que las APNs justifiquen su existencia?)…y si los legisladores, pasada la campaña electoral (el presupuesto del IFE de este año ya se aprobó el año pasado) quieren darle algo de atole con el dedo a la ciudadanía, pues recortarán el presupuesto del IFE en año no electoral…éste a su vez recortará a la mitad las prerrogativas de los partidos…que como no es año electoral, los burócratas partidarios sacrificarán su de por sí derruida vida orgánica y seguirán gastando en tonterías. Al siguiente ejercicio anual, ya olvidado el asunto, se aprobará una partida al IFE mucho mayor. Si tanto les interesa el asunto del derroche electoral, ¿por qué no se “les ocurrió” a principios del año pasado la gran idea?.

Pero lo más importante es que pierden el punto por completo. El problema no es si es más o menos dinero el que se invierte en los partidos…el problema es cómo se gasta y en qué se gasta. Por ejemplo, en época electoral, los partidos gastan cantidades obscenas de dinero en medios de comunicación, fundamentalmente Televisa y Televisión Azteca llenan las arcas de sus accionistas vendiendo tiempo aire a los partidos y sus candidatos. En otros países semejante gasto se encuentra prohibido, y los partidos gozan de espacios fijos impuestos a los medios concesionados para informar de sus propuestas.

Además, como ya hemos expresado antes, financiamos burocracias partidarias con dinero público no partidos propiamente hablando, que haya elecciones o no politicen a la ciudadanía y fomenten su participación en el poder. Por eso varios compañeros estamos promoviendo una Iniciativa Popular en el DF, para que el otorgamiento de las prerrogativas se encuentre condicionado: a que las burocracias partidarias comprueben que al menos 60% de sus supuestos militantes se encuentran al corriente en el pago de sus cuotas partidarias. Sin vida orgánica no electoral, no hay dinero. Hay que atacar la raíz del problema para tener otro sistema de partidos. Propuestas vagas y sin correcto sustento legal podrán aglutinar muchas firmas y darle razón de ser a un puñado de APNs, pero definitivamente no resuelven el problema de fondo.

7 comentarios:

Rodolfo Soriano-Núñez dijo...

Don Ricardo,

Según yo iba a ser breve, pero igual, creció y creció... Ya le secuestré la respuesta (una más...) Ya sabe dónde estoy: http://mexicodesdefuera.blogspot.com

Graif Gestell dijo...

Siempre me ha parecido impresionante la cantidad de dinero que se despilfarra en una elección donde solo gana el abstencionismo. Mas que impresionante, ridículo.

Para empezar creo que la propaganda efímera como los spots en la television y en medios impresos podria sustituirse por lo que algunos partidos han hecho ya: Artículos útiles como gomitas, lapíces y demas.

Entiendo que es un proselitismo hipocrita y de condicionamiento pero hay que admitir que un spot en television no aporta nada a nadie, en cambio una goma que le cueste al partido 2 pesos puede ser mucho mas util.

- Graif
www.zerstorung.com
www.zerstorung.com/nameless/

Raistlin dijo...

Aqui lo que sucedío es que con el cuento de que todos los partidos estuvieran en igualdad de circunstancias se les asignaron recursos para que todos pudieran competir al mismo nivel.

Sin embargo, esto se pervirtio principalmente en los partidos con poca militancia y paso a ser simplemente un buen negocio al obtener recursos de gobierno a fondo perdido.

El esquemita funciono tambien que como dices ahora los que critican esas practicas tambien son beneficiarios de recursos de gobierno sin realmente desquitarlos.

Padrenatas dijo...

Oey pues me parece muy buena tu postura, en realidad los partidos tienen una función social, la cual no se limita únicamente a periodo electoral, sino que también son fuente de información y formación política de los ciudadanos. ¡Que diferente sería que invirtieron tantos millones en actividades diferentes a espacios televisivos!. Saludos.

Alma dijo...

El problema como ya mencionaste no es recolectar firmas, la sociedad debe dejar de actuar como si estuvieramos en la prepa... Si algo he aprendido sobre las "burocracias necesaria e inecesarias" es que no es levantar la voz y decir NO me gusta, sino se trata de decir, somos una sociedad pensante y lo que se hace tiene fundamentos.... al menos eso creo yo.

Nebe Gebhardt dijo...

Graif,
Gastar en gomitas también es una tontería...lo que requerimos es que los partidos tengan vida orgánica no electoral. Que tu puedas ir al partido más cercano a tu ideología y militar, participando de forma real en el poder público. Hoy las burocracias partidarias no sirven a sus ciudadanos militantes...se sirven a ellos mismos.
Raistlin,
Así es, por eso es absurdo que ahora unas APNs convoquen de forma abstracta y poco clara a reducir el financiamiento a los partidos, sin tocar el fondo del problema ni su propio financiamiento público, claro.
Pardenatas,
No sé si sea buena mi postura, pero parece que me entendiste perfectamente. Saludos.
Alma,
Así es...ya basta de la cultura de "los abajo firmantes"...si vamos a firmar, que sea una iniciativa de ley que ataque el problema de fondo, no patrañas.

Gustavo Hernández dijo...

Me parece que Alianza Cívica es una A C, no una APN; y su finaqnciamiento es fruto del trabajo de gestiones y concursos de proyectos, no de dádivas o subsidios. Además, creo que los partidos políticos pueden sobrevivir sin tanto dinero de los contribuyentes. Estoy harto de que mis impuestos vayan a las televisoras cada que hay elección. Prefiero que sean invertidos en educación.