jueves, abril 20, 2006

Compañero Ebrard: ¿cámaras y genes?

Ayer traté de escuchar al compañero Marcelo Ebrard con benevolencia. Preferí ignorar su pasado y ubicarlo como la continuidad en varios proyectos de gobierno importantes para la Ciudad. Es el candidato oficial y todo eso…Sin embargo hay dos propuestas que, independientemente de cualquier apoyo que se le brinde, deben de ser severamente cuestionadas antes y después de la elección. Propone que todos los menores de edad porten identificación en la Ciudad de México, con una copia para la madre, de forma que los niños y niñas tengan un medio universal de identificación, facilitando así las labores de búsqueda en caso de secuestro. Hasta ahí todo va relativamente bien…pero se le ocurre también que el gobierno debe tener el ADN de todas las nuevas generaciones por medio de esta credencial.

La justificación para esta medida no se sostiene. Se argumenta que esto facilitaría la identificación de familiares secuestrados independientemente de que pasen los años, pero eso se solucionaría con promover que las madres guarden mechones de cabello de sus vástagos, sin otorgarle al gobierno el ADN de todos sus futuros gobernados. La tecnología evoluciona mucho más rápido que la ingeniería social y los sistemas políticos, por lo que no creo que haya condiciones actualmente para cederle responsabilidades al Estado sobre el material genético de su población…vamos, ni siquiera hay legislación que las contemple y regule.

Otra orwelliana idea del compañero Ebrard remite al uso de cámaras de video por parte del Estado: comienza señalando que los Ministerios Públicos deben de ser vigilados 24 horas con cámaras instaladas en sus oficinas…y bueno, como a nadie le caen bien esos señores todo mundo aplaude. Las complicaciones de siempre surgen con estos dispositivos ¿quién vigila? y ¿quién vigila a los que vigilan?, además, los MPs no trabajan únicamente en oficinas ¿los vamos a seguir?...en fin. Pero suponiendo que sea viable la medida y adecuadamente normada, es posible que rinda algunos frutos. El problema es que el compañero Marcelo de ahí se sigue de largo a las calles, y sin mayor trámite propone llenar progresivamente de cámaras el espacio público de la ciudad, según él para prevenir delitos.

No puedo concordar con esta idea, en especial porque nuestra vida institucional es incapaz de garantizar que semejantes poderes no serían utilizados luego para otros fines. Ya existen cámaras que sirven para regular el tráfico, y sin embargo no existe una legislación sobre el uso de las imágenes captadas de la ciudadanía por el Estado. La corrupción, los chantajes, e incluso la represión política, que los capitalinos podrían vivir en manos de su propia policía demandan muchas medidas previas antes de siquiera considerar más cámaras en las calles.

Desde la izquierda jamás hemos considerado que la solución a los problemas de seguridad pública sean en primera instancia la represión o la vigilancia. Tiene razón el compañero Ebrard cuando dice que nos hacen falta mejores policías, pero la médula del problema se encuentra en la fragmentación de la vida social: ahí donde la gente no conoce a los vecinos ni del edificio donde vive. Los lugares más seguros no son los más vigilados por los aparatos del Estado, son aquellos donde la gente se conoce entre sí y participa colectivamente en su seguridad.

9 comentarios:

Caminante dijo...

De acuerdo contigo la fragmentacion social deberia ser el punto a remediar.

Y no buscar soluciones que no tienen ni siquiera sustento juridico.

Graif Gestell dijo...

"Desde la izquierda jamás hemos considerado que la solución a los problemas de seguridad pública sean en primera instancia la represión o la vigilancia."

Bravo! Exactamente, eso es trabajo de la derecha. Por eso te leo, OJALÁ la mitad de los perredistas fueran tan coherentes como tu y no se perdieran en su cerrazón [hasta te pongo un link vitalicio].

Sobre Ebrard, bueno, aunque se acueste a dormir en su casita lo que queda de aquí a las elecciones él ya las tiene ganadas, asi que el partido no se debe de preocpuar por eso, o francamente ¿tu crees que podría perder?

- Graif
www.zerstorung.com

Licenciada dijo...

no terminé de leer tu post! me dió la hueva del mundo

Nebe Gebhardt dijo...

Caminante,
Es que tenemos una desagradable tendencia a comenzar al revés cuando se planean soluciones...Saludos.

Graif,
No soy anarquista. Creo que toda sociedad necesita de saludables aparatos de vigilancia y represión...el problema es la discrecionalidad, en especial cuando se deja en manos de un poder ejecutivo sin legislación ni organización social.

Y en el caso de la seguridad pública, ésta no puede ni debe depender exclusivamente de la represión o la vigilancia. No es una cuestión moral....es una cuestión de eficiencia.

Ebrard en efecto lleva la delantera en las encuestas, pero una elección no se decide hasta que la gente vota, así que seguiremos haciendo campaña, al tiempo que evaluamos de forma crítica sus planteamientos.

Saludos.

Licenciada,
Tranquila, échese un café. Saludos.

Alma dijo...

Me parece que tienes razón hasta cierto punto. En estados pequeños como Colima la seguridad no es el peor de los problemas, como dices tú, ahi toda la gente se conoce, sabe quienes son los vecinos, los primos del vecino, los novios, de los tíos de los cuñados de los vecinos (bueno creo que tienes la idea, no?), desafortunadamente no todos corren con la misma suerte de poder confiar en la gente que los rodea. A mi cada que voy al DF me entra un delirio de persecusión terrible y no por ser provinciana, porque ahorita que vivo en Toronto (una de las ciudades más grandes del mundo) no me aterra caminar sola ni aunque sean las tres de la mañana... y aqui no sé ni quien vive en el piso de arriba.

La seguridad también es problema del mal gobierno. O en su defecto, de la mal gobernabilidad.

+*.· Karmina ·.*+ dijo...

Yo creo que es valido que los candidatos, alucinen con todas las propuestas en caso de ganar, pues saben que en la camña pueden prometer hasta la luna, y es cosa distinta cuando llegan al poder, y no siempre es porque dejen de lado las propuestas, si no porque existen otros poderes que deben dar pauta a estas propuestas, que mucha son para "crecer" a la gente, para estimularla con ridiculas ideas, pues "confiados en su ignorancia", suponen que no recordaran que propusieron antes de ganar.

Apoyo la motion.

Nerissa Rocher dijo...

Hola! Mucho gusto, tomé tu dirección del blogs de la tiendita de la esquina.

Soy perredista y estoy en el equipo de campaña de AMLO, me sorprendió encontrar un blogs que hable de política, más bien un blogs que entable problemas sociales.

Me gustó.

Suerte.

Nebe Gebhardt dijo...

Alma,
Claro, en Toronto aunque no se conozca la gente entre sí (cosa que es deseable desde un punto de vista social), la vida institucional de la que depende la vigilancia y la seguridad es más sólida. En México podríamos trabajar para tener lo mejor de los dos mundos: mejor vida institucional y mayor participación ciudadana en apectos de seguridad.

Karmina,
Pues yo no creo que sea válido prometer por prometer...ya no estamos en el Siglo I.. Y en este caso si puede cumplir Ebrard esos planteamientos precisamente por falta de regulación.
Saludos

Compañera Nerissa,
Bienvenida. Es raro que militantes de base del PRD se encuentren en el equipo de campaña cercano del compañero Andrés. Abre los ojos a las desviaciones políticas, y recuerda que el mejor y más honesto apoyo es el apoyo crítico. Te mando un sentido abrazo...nos encontramos en la recta difícil de la campaña. ¡Animo!.

Anónimo dijo...

A poco se murio Mouriño, el niño no pudo volar mas lejos de su nariz