jueves, junio 29, 2006

Se acabó la campaña


Cortesía de Castpost
Y después de haber ayundado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.
Mateo 4: 2

En el mitin del cierre de campaña me quedaron dos cosas claras: que extraño los discursos del ingeniero Cárdenas y que muy probablemente vamos a ganar. Lo primero se deriva del ramplón pero exitoso sonsonete discursivo del compañero Andrés, lleno de lugares comunes pero con efecto enternecedor entre la gente que busca un caudillo. El culto a la personalidad ha llegado al límite: varias mantas y pendones incluso advertían que no “respetar a un patriota” (AMLO) era traicionar a tu país. Me inquieta un poco que la gente siga buscando reyes magos…esto hará más difícil la necesaria tarea de organización que debe de seguir a la victoria. Sin vigilancia y apoyo crítico de una ciudadanía militante, pocos cambios de fondo se podrán esperar del nuevo gobierno.

Si creo que podemos ganar, y en realidad eso es lo que me tiene algo preocupado: la esperanza de la gente es desbordante, casi irracional…¿podrán el compañero Andrés y su equipo colocarse a la altura de tanta expectativa?. De una forma malsana se ha puesto demasiado énfasis en la equivocada idea de que los cambios profundos pueden darse “desde arriba”, cambiando a gente corrupta por gente honesta. Se acerca la dura tarea de reconciliar estas nociones infantiles con la realidad.

No me cabe la menor duda de que Andrés Manuel encabezaría un gobierno mucho más eficaz, honesto y carismático que el actual. Pero transformar nuestro país demanda mucho más que eso, requiere una sociedad muy organizada, la política como una alegre realidad cotidiana…los verdaderos retos compañeros, vienen después del dos de julio…se gane o se pierda. Hay que planificar nuestra militancia, hacer tiempo y espacio en nuestras vidas para la tarea que se aproxima.

domingo, junio 25, 2006

No fui a bailar compañeros


Cortesía de Castpost

Antenoche pisaba el acelerador en dirección del Salón Ángeles: un gran evento optimistamente bautizado como “baile de la victoria” se llevaba a cabo como una de las últimas fases de campaña. Recibí la invitación de un compañero y supuse que me haría bien un poco de pachanga…pero para cuando llegué al semáforo de Juárez y Eje Central ya me había invadido una sensación de pesadez, de hastío. Imaginé lo que iba a ver: candidatos borrachos, títeres de los burócratas partidarios celebrando por anticipado sus chambas. Di un volantazo en dirección al Zócalo.

Celebrar con los futuros levanta-manos su futura negligencia criminal a sueldo. No. Y dos casos recientes me molestaron en la memoria, el de la Ley Televisa en la cámara de diputados y el de las reformas sobre “nuevo federalismo” aprobadas en abril en la cámara de senadores. En el primer caso, todos conocemos la increíble respuesta del compañero Pablo Gómez, coordinador de la bancada perredista en la cámara baja: “No la leí, fue un error”…y eso que al señor si le funciona generalmente bien el cerebro. Pero lo que no se cuestionó lo suficiente fue el papel de los demás diputados, aparentemente simples borregos de sus pastores burocráticos ¿ni uno solo pudo levantar la voz de alarma? ¿ni uno solo pudo tomarse en serio su responsabilidad legislativa?. No.

Y en el menos sonado caso del paquete de reformas “para el nuevo federalismo”, los perredistas en el senado simplemente no han levantado con claridad su voz contra los legajos que deslizan, entre muchas nuevas disposiciones, la desaparición de la Ley Orgánica del INAH y la de Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas.

En esta nueva concepción de federalismo impulsada por el senador priísta César Camacho Quiroz, las materias de patrimonio nacional se delegan al arbitrio de los gobiernos estatales…olvidando que la razón de ser del control federal sobre monumentos y zonas arqueológicas tuvo su origen en los abusos del ámbito local a favor del coleccionismo, la privatización, y en general en un manejo laxo de la materia por parte de las autoridades estatales, que acarreó destrucción al patrimonio nacional.

Fraccionamientos turísticos o habitacionales podrían abrirse paso en zonas arqueológicas si los poderes estatales así lo determinan, sin control alguno de una normativa nacional. Ahora toca el turno de la cámara de diputados en la materia, ya que el dictamen del senado ha sido turnado a ésta ¿nos volverán a decir que no leyeron con cuidado lo que aprobaban?.

Muchos compañeros andan apoyando la campaña de Andrés Manuel sin pertenecer al PRD…algunos casi lo presumen como si fuera una virtud. Pero les digo aquí y ahora lo siguiente: afílense y militen con estatuto en mano contra la burocracia partidaria. La falta de vida orgánica hace que el partido se encuentre en manos de sus peores elementos: los candidatos a diputados locales y federales que tenemos son en gran medida producto de las pugnas entre verdaderas mafias, que acaban generando legisladores mediocres y faltistas que únicamente saben obedecer a sus jefes políticos, a quienes les deben toda su carrera.

Si hubiera vida orgánica real dentro del PRD, la mayoría de los que ahora son candidatos no tendrían posibilidades de serlo…si la gente conociera la trayectoria partidaria real de muchos hombres y mujeres de paja de los caciques partidarios, éstos no podrían presentarse ante la sociedad con sus lemas vacíos, colgándose fácilmente de la popularidad de los candidatos fuertes, como ahora lo hacen amparados en su impunidad declarativa.

No fui al baile y me regresé a mi casa algo contrariado esa noche. Pero lo compensé ayer con “Electra o la caída de las máscaras” de Marguerite Yourcenar bajo la dirección de Salvador Garcini, en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón de la UNAM…muy recomendable ¡vayan los que puedan!.

lunes, junio 19, 2006

Valentín Campa en la Del Valle


Cortesía de Castpost

El problema colateral de algunos estadistas que ponen la valía personal en su lugar histórico, no en el dinero, la familia o el éxito profesional, reside en que cuando dejan de ser caudillos útiles a una burocracia se derrumban en su vanidad. Nadie mejor se me ocurre que Cuauhtémoc Cárdenas para encabezar (tarea monumental) la organización de los festejos del bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución Mexicana en 2010: les guste o no a muchos, el ingeniero se ha ganado a pulso un lugar en la historia de México. Pero ¿a invitación del presidente Fox?, ¿ahora? ¿justo antes de las elecciones?.

Creo que debió de haber dicho que no…y así hubiera evitado caer en el despecho fácil a la burocracia partidaria que hoy es incondicional del compañero Andrés. Cárdenas sería más útil para trabajar por la vida interna del PRD desde su amplia base de afiliados, siempre utilizados, cuando no ignorados, por camarillas rapaces, sin amor, sin ideología y sin más Fe que su chamba. Él también es responsable de la descomposición del partido: tiene un compromiso histórico que parece haber decidido evadir. Es una lástima. Aunque eso si…seguro los festejos del 2010 quedarán a todo dar..

Y hablando de figuras en la Historia, la campaña de Valentín Campa por el extinto Partido Comunista Mexicano todavía adorna algunos muros en la Colonia Del Valle, donde paradójicamente reza un engomado, sólidamente incrustado junto al video-portero en un condominio residencial: “El candidato de los obreros en lucha”. Se ve que ha resistido de todo en los últimos 25 años…tallones, detergentes, solventes…¡Esa si era propaganda de calidad y eso que era de cooperación voluntaria!...testimonio de algún militante que en esos años decidió divertirse un poco. Pinche vándalo.

Finalmente, hay que sonreír: si las tendencias actuales se consolidan, el compañero Andrés muy probablemente será el presidente de México. Seguirá entonces la tarea de organizarnos para vigilarlo y apoyarlo con criterio.

viernes, junio 16, 2006

Cuatro paredes


Cortesía de Castpost

La soledad consciente en el sentido amplio y prolongado es como una muerte paso a paso. El que afirme que le gusta la soledad total, probablemente lo hace porque es un adolescente que vive con sus parientes, o de plano ya murió socialmente hace décadas (solo falta que el cuerpo deje de funcionar) y tiene miedo de exponerse ante los otros. El discurso a favor de la soledad y sus horrores también es una pose fácil para cualquiera con pretensiones doctas…Puede ser válido decir que la soledad es útil para obtener ciertos resultados intelectuales en algunos contextos, pero es un despropósito criminal atribuirle sanas virtudes emocionales.

La gente menos solitaria es la que suele afirmar con descaro que disfruta de la "soledad total"…y frecuentemente a lo que se refieren con esto se reduce a unos días, o incluso meros momentos, de relativo aislamiento físico de sus semejantes cercanos... no al páramo que rodea a una memoria persistente y sin interlocución, a los horrores íntimos dentro de cuatro paredes llevadas a rastras, cayendo a un abismo donde éstas no tienen sentido ni concierto….la autodestrucción silenciosa como un parapeto absurdo ante el dolor.

Generalmente se olvida que el primer paso a la soledad es ante todo psíquico, el aislamiento social burdo y evidente arriba a puerto mucho tiempo después, como una consecuencia o efecto secundario de una peste definitiva…un cadáver devorado por las que en vida eran sus mascotas, mientras se pudre por meses, sin que persona alguna note su ausencia.

Otro tema completamente diferente es si pueden ser socialmente apreciados algunos productos (si sobreviven o se plasman) del introspectivo espanto…pero algo es claro: los animales gregarios no funcionan bien cuando dejan de verse y reconocerse en los otros, y eso puede ocurrir mucho antes de que alguien concluya que se encuentra desierto de humanidad. La soledad más común, desnuda de sus extremos y su consciencia, es la menos sentida como tal. El profundo pavor viene de saberlo, en soledad.

lunes, junio 12, 2006

Estamos cruzando el río, hay que reflexionar sobre la marcha...


Cortesía de Castpost

Siempre he sido partidario de la arquitectura autoritaria. La imagen de las instituciones de una sociedad proyectadas sobre el espacio me parece una de las formas más exquisitas de belleza: el recordatorio perenne al individuo sobre las formidables estructuras que le hacen posible, y que a la vez, éste hace posibles. Testimonio material de códigos superorgánicos de los que nuestra gran especie depende como estrategia de reproducción preeminente (si dependiéramos de los genes únicamente, ay de nosotros, ya estaríamos extintos).

Nuestra especie es lo que es gracias a la Cultura: brutal, certeras discontinuidades, bien y mal, blanco negro…y sin embargo cambiante, flexible, claroscuro, en una palabra, viva, como nosotros mismos, hechos a su imagen y semejanza. El espíritu humano en el sentido más simple posible es un código binario que demanda sumisión para otorgar libertades casi cósmicas, discontinuidad primaria que frecuentemente se hace arquitectura.

Quizá por esta tendencia que despliego algunos compañeros se confunden al verme defender los valores democráticos, en especial en contextos donde es obvio que el “demos” se encuentra en su más primitiva expresión. El Ateo acuñó una frase genial por su simpleza: “Yo no creo que tengo razón, la tengo…sin dogmatismos…”, dijo, refiriéndose a una precondición de todo debate serio y productivo. Tiene mucha razón.

Si no hay tesis ni antítesis, jamás habrá síntesis fecundas…así de simple. A veces se confunde la indiferencia con la tolerancia, y en otras ocasiones es la fértil posición lista para ser debatida la que es emparejada con dogmatismo. Estas dos confusiones impiden el avance de cualquier ciencia, pero sobre todo pueden restar ventajas adaptativas a la especie si se instalan como práctica corriente.

Catón “El viejo”, cuya leyenda como político suelo admirar, tras un viaje a Cartago en donde la ciudad le deslumbró (Roma era un modesto pueblo en comparación), demandó en todos sus discursos ante el senado la destrucción de la capital púnica, a pesar de que ésta se hallaba sometida al poder de La República en virtud de anteriores conflictos bélicos. Curiosamente, la casa de Escpión argumentó infructuosamente contra la idea de arrasar Carthago con este sencillo argumento: si Roma perdía competidores serios, caería con el tiempo en la corrupción y en el relajamiento de sus costumbres. Puesto en términos del etnólogo Claude Levi-Strauss: un sano etnocentrismo es fundamental para la vitalidad de nuestra especie, pero esta situación implica garantías para que “el otro” exista.

La misma idea debe ser válida para los debates dentro de una misma cultura y sociedad. La política de Catón “El viejo” dentro de Roma también era de eliminación o “depuración”…pero sus acciones quizá abonaron el terreno para que un corrupto violento como Julio César pudiera iniciar la demolición de la República, ante la impotencia de otro interesante miembro de la casa de Porcia, que se acabó suicidando en Utica.

Pasando a otro tema, concluyo este extraño post diciendo que el compañero Cuauhtémoc Cárdenas se ganó las palmas en una entrevista ayer:

Entrevistador: “¿Cómo ve eso que dice Camacho Solís de que -ya no hay que pensar en el pasado-?”
Cardi: “Pues si…si tienes un pasado sucio ¡pues claro que lo quieres olvidar! je je je”

Demostró una vez más porque rechazó una curul en el senado al lado de gente como Núñez o Guadarrama. Después de la necesaria victoria, auguro una convivencia difícil con las huestes del oportunismo.

martes, junio 06, 2006

Cortinas de humo se alzan al frente


Cortesía de Castpost

“Negras tormentas agitan los aires, nubes obscuras nos impiden ver”

La irracionalidad generalizada es el más vulgar instrumento de poder. Hoy de nueva cuenta los solapitos andan sueltos en los medios de comunicación declarando con solemnidad sus temores en torno al 666. Las preocupaciones de iglesias clandestinas del siglo I, en especial sus miedos en torno al culto imperial romano, de pronto se convierten en pasto de la ignorancia, fuera de tiempo y fuera de contexto. El número que tanto “preocupa” es de hecho un juego bastante trivial, que hace coincidir posiciones numéricas con el alfabeto hebreo para decir César Nerón.

Efectivamente, en versiones apócrifas del Apocalipsis de Juan se puede observar que el número cambia para hacer alusión a otros gobernantes romanos del siglo I. Otro ejemplo de manipulación fuera de contexto es el famoso “Armaggedon”, que no es sino una derivación lingüística del valle de Har-Maggido, cerca de Judea, y cuartel en el siglo I de una muy famosa y brutal legión de ocupación romana (sexta legión, según recuerdo). En el imaginario de la época, cualquier batalla decisiva contra el poder romano se libraría ahí…las cabezas de la “bestia” representan las colinas de Roma, el arco de uno de los jinetes del Apocalipsis al Imperio Parto, al oriente (único enemigo serio de Roma en esa época) etc. etc. etc.

Pero a pesar de tanta documentación y estudio, este es un caso más de cómo los medios de comunicación tienen una peculiar preferencia a favor del misticismo barato y la irracionalidad. Se puede argumentar que invierten el menor número de neuronas para obtener las mayores ganancias en corto tiempo, pero hay que recordar que utilizan espacio concesionado por el Estado…que debería velar por el interés público y el desarrollo intelectual de su población. Lo bueno es que ya se va terminar el periodo de gobierno actual…

Y esta noche es el debate: más vale que nos vaya muy bien…a pesar de que la derecha parece tener muy bien armada su táctica de golpeteo. Los videos de Ahumada, que se anunciaron casualmente para el día de hoy, seguramente no contienen actos de corrupción, pero cuando la imagen de un actor empresarial se encuentra tan cubierta de lodo, cualquier contacto documentado con éste se convierte en anatema…y esa ha sido la táctica del PAN en medios masivos: apostarle al miedo, a la irracionalidad y a la dimensión puramente emotiva.

Hoy puede ser el final del empate técnico, y mientras el equipo de campaña de Calderón escala la ofensiva, nosotros preparamos nuestro cruce del Ebro electoral…espero, con mejor suerte en esta ocasión.